Los bosques del "progreso". Explotación forestal y régimen ambiental en Costa Rica: 1883-1955

(Anthony Goebel McDermott, 2013)

Prólogo por Ronny Viales Hurtado

 

El libro "Los bosques del 'progreso'. Explotación forestal y régimen ambiental en Costa Rica: 1883-1955", del Dr. Anthony Goebel Me Dermott, constituye una excelente obra de carácter multidimensional que, como tal, debe leerse también de manera multidimensional.

Las relaciones entre la Sociedad y la Naturaleza en perspectiva histórica, constituyen el campo de estudio de la historia ambiental, pero para poder practicar este tipo de historia, necesariamente hay que desarrollar un proceso de (re)conversión académica, en términos de la búsqueda de la vinculación entre Ciencia, Naturaleza, Sociedad y Humanidades, para poder comprender que el Ambiente es el resultado de la interacción entre la Sociedad y la Naturaleza y, por lo tanto, es un producto histórico y cambiante.

left aligned image

El Ambiente, en perspectiva histórica, puede reconstruirse a partir de las marcas históricas que se pueden rastrear mediante la construcción de categorías y dimensiones que resultan novedosas para la historiografía costarricense: la huella histórico-ecológica, el paisaje, la explotación económica de la Naturaleza y su conjunción puede llevamos al planteamiento de enfoques también novedosos, como el propuesto por Goebel en el sentido de reconstruir el régimen ambiental de Costa Rica entre 1883 y 1955, donde el régimen ambiental se concibe como la interacción entre estos elementos, debidamente ubicados en su contexto espacial y temporal.

Este libro propone también una (re )lectura del liberalismo decimonónico costarricense, en función de un régimen ambiental particular que origina la insustentabilidad ambiental y ecológica, es decir que también implica el uso de modelos energéticos con externalidades negativas así como la entropía, la pérdida energética bajo la forma de calor así como la contaminación, por lo que nos muestra otra cara del liberalismo costarricense, sin descuidar la inclusión y la revisión rigurosa de un elemento de explotación económica que se había tratado de manera tangencial: la explotación forestal, para el consumo interno pero sobre todo su exportación como mercancía "barata", que permitió vinculaciones con el mercado internacional y que implicó el desarrollo de una economía de rapiña, desde la perspectiva de la ecología política, debido al intercambio ecológicamente desigual que se había instaurado con la exportación del café y del banano, lo que fue similar con el caso de las maderas: el precio recibido por estos "productos de la tierra" no permitía resarcir el costo ambiental y ecológico para su producción en nuestro país.

Esta relación entre Sociedad y Naturaleza, visualizada a partir de la explotación forestal, no deja de lado un elemento fundamental del régimen ambiental liberal, que según el autor implica características que llegan hasta nuestros días, representado por las instituciones: políticas públicas, leyes, intervenciones estatales y actores públicos y públicos no estatales, que se ubican entre la conservación selectiva y la explotación comercial de los bosques, que el autor identifica y analiza de manera muy interesante, hasta llegar a planteamos la existencia de un "nacionalismo forestal", que se desprende de la lectura de trabajos construidos bajo el enfoque de Ciencia, Tecnología y Sociedad.

Todos estos factores se combinan y se interpretan a partir de una sólida base documental y, además, con la construcción de series de datos estadísticos, que el autor comparte sin egoísmos académicos, que se sintetizan en cuadros y en gráficos explicativos que se vinculan con otra innovación posible gracias al trabajo interdisciplinario: la utilización de mapas analíticos que potencian la interpretación y, a la vez, la posibilitan. Aquí vale la pena resaltar otro aporte fundamental de esta obra: si bien Goebel reconstruye la explotación de las maderas como un elemento clave en la economía nacional costarricense, también ubica y analiza dos regímenes diferenciados de explotación forestal: la fase que denomina como "liberal-Pacífico Norte'', que ubica entre 1893 y 1920; y la fase que denomina "de explotación restringida" Caribe-Centro, que ubica entre 1921 y 1955, con lo que da cuenta de que el fenómeno del capitalismo en Costa Rica es también un fenómeno regional, como han planteado otros autores y otras autoras.

El régimen ambiental en la Costa Rica liberal, y sus extensiones hasta 1955, no podría comprenderse sin los elementos subjetivos que le permiten su naturalización social, por lo que Goebel, quien ya ha incursionado en otros trabajos en el estudio de las percepciones ambientales, también dedica un breve espacio en este libro, a visibilizar los "temores ambientales" de la época de estudio que, en nuestro criterio, cumplen una función múltiple como potenciadores del conservacionismo y a veces como legitimadores de la explotación forestal.

Sin duda el modelo de análisis y las tesis esbozadas por Goebel, van a generar un interesante debate y van a permitir remozar algunas hipótesis sobre el ideal de "progreso" liberal en Costa Rica así como sobre la historia económica y ambiental de nuestro país. Eso es garantía de que estamos en presencia de una obra seria, sólida y de lectura obligatoria para los interesados en la historia de Costa Rica.